Día 2: Primer día del tour al Salar de Uyuni

El día arrancó muy temprano. Una ducha rápida y antes de desayunar, salí a buscar la agencia que nos llevara a hacer el tour de tres días al Salar de Uyuni. Así que caminé un par de cuadras hasta llegar a la Avenida Ferrovaria, donde ya se empezaban a ver personas ofreciendo tours y camionetas tipo Toyota Land Cruiser y Nissan Patrol alistándose para salir al salar.

Si bien en muchos blogs y páginas que había leído antes del viaje recomendaban preguntar agencia por agencia acerca del vehículo, los alojamientos en el camino, la cantidad de personas por tour, las respuestas entre todas eran prácticamente las mismas, y muchas de ellas recién se iban a comprobar en sitio. Al fin y al cabo, ¿qué agencia le va a decir a uno que lo va a alojar en una ratonera?. Afortunadamente, reconocí el logo de una agencia de la que había leído buenos comentarios en Trip Advisor, y con la cual de hecho me había comunicado varios meses atrás vía Whatsapp, y hacia allí me dirigí.

La agencia se llama Estrella del Sur, y al cotizarme el tour en 750 bolivianos por persona, decidí contratarla. Así que luego de pagar los 1.500 bolivianos y acordar regresar a las 10.30AM para iniciar el tour, regresé al hotel y me encontré con mi amiga, que mientras tanto se había bañado, y tomamos el mediocre desayuno ofrecido en el precio del hotel. Aprovechando el Internet, que nos iba a faltar los próximos dos días, reservé el alojamiento para El Calafate, decidiéndonos por la Hostería Lupama, la cual pagamos con mis millas de Lifemiles, a un cambio de 18.000 millas por dos noches de alojamiento en habitación doble con baño privado.

A las 10.25 AM alistamos nuestras cosas y salimos, no sin antes pagar los USD 24 del hotel. Comentario al margen; en este tipo de pueblitos donde la oferta de alojamiento no es tan ‘sofisticada’ recomiendo evitar recurrir a Booking o este tipo de buscadores. El hotel, que insisto, salvo el desayuno estuvo correcto, lo contraté a través de Hostelworld, guiándome por los comentarios de los viajeros, y revisando que ofrecieran habitaciones dobles con baño privado.

Pasadas las 10.30 llegamos a la agencia, y mientas esperábamos que llegara nuestra camioneta con el guía y dos de nuestras compañeras de viaje, compramos un botellón de 5 litros, uno de 2 y una botella de 600 ml de agua para el viaje, por 28 pesos bolivianos en total. Finalmente llegó nuestra camioneta, una Lexus LX470, manejada por el que sería nuestro guía, Simeón, con dos de nuestras compañeras de viaje, Luva y Elena de Rusia, pues los otros dos compañeros se unirían al mediodía en el Volcán Tunupa. No me pregunten por qué, pero desde que los vi tuve una buena espina respecto de lo que iba a ser el tour. Y afortunadamente no me iba a equivocar.

Primero nos dirigimos a unos 10 minutos del pueblo al Cementerio de trenes, donde reposan restos de locomotoras a vapor que décadas atrás transportaban minerales entre Bolivia y Chile. Aunque no deja de ser un lugar fotogénico, parece ser un paraje destinado a darle algún atractivo turístico a Uyuni y ayudar así a complementar el tour en este primer día. Cosa que me parece innecesaria teniendo en cuenta que justamente este día ya se encuentra la cereza del pastel, ni más ni menos que el Salar de Uyuni.

img_6906

Al salir del Cementerio nos fuimos a Colchani, y recorrimos durante minutos su mercado artesanal, donde compramos a Dino, un dinosaurio de juguete que nos acompañaría en las fotos en el salar. El querido Dino nos costó 15 bolivianos, pero después descubriríamos que Simeón ya contaba con un Súper Dino en el baúl de la camioneta.

Sin más preámbulos, era momento de dirigirnos al imponente salar, que tristemente no tenía el ‘efecto espejo’ que soñaba ver mi amiga, pero que igual no deja de ser majestuoso. La primera parada fue en el monumento al Rally Dakar, y a unos metros de allí, las banderas que realmente terminan desplegadas por los fuertes vientos que hay en la zona. Evidentemente el primer impulso fue buscar la de Colombia, aunque después ayudamos a nuestras compañeras a encontrar la rusa. Después de las fotos obligatorias, continuamos en nuestra Lexus cruzando el salar, dirigiéndonos rumbo al Volcán Tunupa que nos acompañó durante todo el día, pues en el pueblito que está en su ladera, Coqueza, almorzaríamos.

 

Grande y feliz fue nuestra sorpresa al descubrir que en este margen norte del salar había algo de agua que generaba un poco de ‘efecto espejo’. Esto hizo que nos quedáramos haciendo cualquier cantidad de fotos, mientras Simeón subía a Coqueza a alistar nuestro almuerzo, aunque unos minutos después debió regresar en la Lexus a recogernos.

 

Antes de almorzar conocimos a nuestros nuevos dos compañeros de viaje. Se trataba de una pareja, ella rusa, Aloha, y él finlandés, Tommy, quienes esa mañana habían realizado el ascenso al Volcán Tunupa. Además de mi amiga y yo, Luva y Tommy hablaban bien el español, lo que facilitó la comunicación tanto del grupo, como de ellos con Simeón. Sin embargo, tácitamente acordamos que el inglés iba a ser el idioma a utilizar en nuestra comunicación, salvo cuando habláramos con Simeón, caso en el cual haríamos de traductores. En cuanto al almuerzo, realmente estuvo muy rico, y sobretodo abundante, lo que se agradece al estar en un lugar alejado en el que no teníamos facilidades de comprar algún alimento adicional. El de este primer día consistió en espaguetis, carne, ensalada, fruta y una torta de papa y plátano, todo acompañado por agua y Coca Cola.

Respecto a eso, al final del almuerzo siempre quedaba agua, que utilizábamos para llenar los recipientes que ya llevábamos con nosotros, lo que hizo que al final del viaje le dejáramos a Simeón el botellón de 5 litros que ni siquiera alcanzamos a destapar.

Luego de almorzar regresamos al salar, y en algún punto en el medio de todo nos estacionamos a hacer las típicas fotos jugando con las perspectivas, utilizando para ello a Dino, a las botellas de agua, sombreros, botas, entre otros. Simeón se puso la 10 y demostró toda su experiencia y habilidad haciendo este tipo de otos, logrando las mejores tomas. No dejaba de ser impresionante ver blanco y plano a cualquier lado hacia el que observáramos.

 

De allí nos fuimos a la Isla Incahuasi, llena de cáctus y en la cual se encuentra un mirador de 360 grados al salar. El ingreso a la isla costó 30 bolivianos, y en mi opinión es una visita prescindible. De hecho Aloha y Tommy prefirieron quedarse en la camioneta mientras el resto hacíamos la visita. Al finalizar la misma nos dirigimos a un punto a unos 20 minutos de Incahuasi a ver la puesta del sol, en un momento que fue uno de los que más frío sentimos durante el viaje. Iniciando la noche nos dirigimos a nuestro alojamiento por esa noche, el Hotel Nuevo Amanecer, en Atulya, todo hecho de sal, en el cual nos asignaron una habitación doble con baño privado. Realmente nada mal.

 

Poco tiempo después de llegar nos pusieron café, té y mate en una mesa, y tiempo después nos sirvieron la comida, una picada con carne, salchicha, tomate y papas, acompañado por un caldito de verduras y las mismas bebidas del almuerzo. Luego de comer estuvimos listos para cerrar el día, pues al día siguiente debíamos salir a las 7.30AM.

Como recomendación final, por favor usen mucho bloqueador solar, y gorro. Aunque me puse mucho bloqueador en la cara, se me quemaron las manos en la parte que no quedaba cubierta por mi saco. Además, amanecí al día siguiente con el cuero cabelludo quemado también, al punto que durante un par de días me dolía al peinarme.

 

Opiniones del día:

  • Hotel Nuevo Amanecer: Realmente una de las sorpresas positivas del tour. Evidentemente no se puede esperar algo lujoso, pero realmente este alojamiento se destaca por la comodidad de sus instalaciones. Tuvimos baño privado, y electricidad todo el tiempo, incluyendo agua caliente en la ducha.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s