Día 5: De Santiago a El Calafate

Tras descansar, comer y ducharnos en la sala VIP, hacia las 4.40 de la mañana abordamos el avión, de nuevo de JetSmart, que en tres horas nos llevó a Punta Arenas. En el aeropuerto buscamos transporte para Puerto Natales, por lo que nos acercamos al mostrador de Información, donde la muy amable persona que atendía nos brindó una hoja con el listado de buses que hacen este recorrido, y nos facilitó la clave de Wi-Fi para que compráramos los pasajes, bien sea en Recorrido.cl o en la página de Bus Sur. Sin embargo, en estas páginas solo aparecían disponibles para la compra los servicios de la tarde. Nosotros debíamos estar a las 2.30 en Puerto Natales, pues a esa hora salía nuestro bus a El Calafate, que habíamos comprado anteriormente a través de Recorrido.cl por 20.000 pesos chilenos.

Decidimos entonces tomar un taxi, que por 10.000 pesos chilenos nos llevó a la terminal de Bus Sur, ubicada en el centro de Punta Arenas. Tan pronto llegamos compramos nuestros cupos en el bus de las 10.30 de la mañana, por 8.000 pesos chilenos cada uno. Teniendo esto resuelto, caminé por los alrededores buscando un lugar para comer algo, pero Punta Arenas un 25 de Diciembre a las 9 de la mañana era una ciudad fantasma. Aproveché el internet abierto que ofrecía Bus Sur en su cómoda terminal para llamar a Hielo y Aventura y confirmar nuestro cupo en el minitrekking, recibiendo respuesta positiva, junto con un link para hacer el pago por 4.500 pesos argentinos por persona, incluyendo el traslado. Hice el pago inmediatamente, y de esta manera aseguré nuestro lugar en la excursión que personalmente más ganas tenía de hacer.

A las 10.30, muy puntual, nuestro bus arrancó con destino a Puerto Natales, ciudad a la que llegamos a la 1.30 de la tarde. El servicio de Bus Sur me sorprendió, pues el ayudante constantemente pasaba preguntando si el aire acondicionado estaba bien o estaba demasiado frío. Ya en Puerto Natales, viendo que solo teníamos una hora antes de la salida de nuestro siguiente bus, decidimos comprar papas, galletas, alfajores y gaseosa para el camino. Cuando ya eran las 2.30 no aparecía nuestro bus, aunque nos informaron que ya estaba por llegar, lo que ocurrió alrededor de media hora después. Así que pasadas las 3 de la tarde pusimos rumbo hacia El Calafate, proceso en el cual debimos hacer los trámites de salida de Chile y de ingreso a Argentina, para mi completa alegría, regresando al país que fue mi primer destino internacional 15 años atrás y en el que tuve la oportunidad de vivir por 4 meses 10 años atrás.

Luego de un viaje que pareció eterno, y en el que Bus Sur nos proveyó un refrigerio, hacia las 9.30 de la tarde llegamos a El Calafate. A menos de una cuadra del terminal encontramos un restaurante abierto, Confitería Paso Verlika, donde comimos una empanada de carne cada uno, y un plato de milanesa con papas a la francesa para compartir entre los dos, además de una gaseosa, por 340 pesos argentinos. En ese momento no contábamos con pesos argentinos, y nos confiamos en un anuncio ubicado en la puerta del restaurante en el que decía que recibían pagos con tarjetas de débito y crédito VISA, pero al momento de pagar nos indicaron que solo recibían pagos con tarjeta débito. Luego de discutir las alternativas, acordamos que el día siguiente, luego de sacar dinero de un cajero, me acercaría al restaurante para hacer el pago.

Cuando estaba empezando a oscurecer, es decir tipo 10.30 – 11 de la noche, nos fuimos al hotel, Hostería Lupama, que había reservado en Bolivia con millas de Lifemiles. El hotel quedaba a cinco cuadras de la terminal, por lo que tras menos de 10 minutos de caminata llegamos, nos asignaron nuestra habitación y estuvimos listos para descansar luego de un día de vuelos y largos recorridos en bus.

 

Opiniones del día:

  • Bus Sur: Realmente una sorpresa positiva. Muy buen servicio, incluyendo refrigerio en uno de los trayectos. Buses cómodos y seguros, en inmejorable estado. Su terminal en Punta Arenas es realmente muy cómodo, con acceso libre a Internet, así como pantalla gigante donde proyectan películas. Además cuentan con la revista El Viajero, con contenido muy interesante
  • Recorrido.cl: Fue la plataforma a través de la cual compré los pasajes entre Puerto Natales y El Calafate. Muy intuitiva, permite pagos con diversos medios
  • Confitería Paso Verlika: Toda una sorpresa encontrar este restaurante abierto a las 10 de la noche de un 25 de Diciembre. Muy ricas las empanadas y la milanesa, y en general muy bien servicio, que se ve opacado por el mensaje confuso acerca de la recepción de pago con tarjetas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s