Día 10: Regreso a Bogotá

El día inició volando entre Punta Arenas y Santiago. A l llegar nos dirigimos a las máquinas de autochequeo, obtuvimos nuestros pases de abordar, pasamos por migración y por seguridad, y nos dirigimos a la sala VIP The Lounge, a pasar las 6 horas que faltaban para el vuelo a Lima.

En la Sala VIP comimos y descansamos un buen rato. Yo aproveché también para pasar las fotos de la memoria de la cámara a Google Photos, lo que me permitió descansar tranquilo. Un poco tarde, lo sé, pero al menos pude hacer estos últimos dos vuelos más relajado. Pasadas las 8 de la mañana nos dirigimos a la puerta de embarque, donde ya nos esperaba nuestro flamante B787 que nos llevaría a Lima. Al poco tiempo inició el embarque, y para nuestra alegría tuvimos las tres sillas para nosotros. Durante el vuelo, de un poco más de tres horas de duración, desayunamos y vimos películas en el sistema de entretenimiento.

En Lima tuvimos una espera de poco más de una hora. Realmente el aeropuerto cada vez está más congestionado, y para colmo el abordaje fue hecho en buses, al estar el A320 ubicado en posición remota. Este vuelo fue muy diferente al anterior, pues realmente hay una gran diferencia entre los vuelos operados en aviones de doble pasillo de LATAM, y los de pasillo único. Antes de las 4 de la tarde aterrizamos finalmente en Bogotá, sacamos dinero del cajero y tomamos un taxi que por 38 mil pesos nos dejó en mi casa.

Terminaba así este genial viaje, que condensó en muy pocos días, 10, tres países, cuatro excursiones a maravillas naturales, seis vuelos, muchos buses, 10 cruces de frontera, etc. Un viaje corto, pero que sin duda repetiría si fuera posible. Ojalá entonces toda la información compartida en estos días pueda ser de utilidad para alguien.

 

Opiniones del día:

  • The Lounge: Es una buena sala VIP, su oferta de alimentación es decente. A veces las empleadas hacen ruido fuerte cerca a los viajeros que tratan de descansar.
  • LATAM: Llama la atención la diferencia abismal que hay entre el servicio en sus B787 y en sus A320. El primero, excelente, el segundo, no tanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s