El fin de la producción del A380

Emirates, el principal cliente del A380, del que tiene casi la mitad de las unidades fabricadas, decidió reconfigurar su flota de largo alcance y cancelar así 39 de los pedidos que tenía por el avión. Adicionalmente, unos días atrás Qantas había anunciado que no haría uso de la opción de compra por 8 aviones de este modelo, por lo que se mantiene con los 12 que actualmente opera. Esto llevó a Airbus, el consorcio europeo que fabrica el A380, a decidir finalizar la producción de este avión en 2021, cuando termine los 56 aviones que a la fecha de la decisión tiene pendientes de entregar, 53 para Emirates y 3 para All Nippon Airways, que tomó de un pedido que finalmente tuvo que cancelar una de sus rivales, Skymark.

Airbus A380
A380 de Emirates, por Airbus

Pero repasemos la historia. Hace unos años, a finales de la década de los 80’s, Airbus empezó a considerar el diseño de un avión que tuviera muy alta densidad, es decir, que pudiera llevar muchos más pasajeros que los que transportaban los aviones que en ese momento surcaban los cielos. La apuesta de Airbus era que a medida que crecía la demanda de viajes en avión alrededor del mundo, los aeropuertos se iban a congestionar más, por lo que resultaría más eficiente volar en aviones más grandes, que ocuparan el mismo espacio pero llevaran más pasajeros.

Esto iba a llevar a las aerolíneas a desarrollar modelos de rutas tipo hub and spokeen la que existirían centros de conexión globales, entre los cuales volarían estos grandes aviones, mientras que desde ellos a los destinos finales los viajeros conectarían en vuelos desde el hub a las ciudades más pequeñas en aviones de menor capacidad. Y no fueron los únicos que le apostaron a esto. Un excelente post de Diaz Pez lista otros proyectos relacionados con aviones de altísima densidad, ninguno de los cuales llegó a volar por diversas razones. De hecho Boeing lanzó en este periodo de tiempo el B747-8, una versión alargada del popular B747-400.

Sin embargo, el camino de a poco se desvió. Por un lado, los hechos del 11 de Septiembre de 2001 y las diferentes crisis económicas globales de los siguientes años redujeron la demanda por viajes aéreos alrededor del mundo. Por el otro, al tiempo que el precio del petróleo se disparaba, los motores de los aviones crecieron en confiabilidad, estando en capacidad de posibilitar a las aerolíneas realizar viajes cada vez más largos en aviones de solo dos motores, más económicos de operar.

Esto permitió que más aerolíneas estuvieran en capacidad de realizar rutas de larga distancia, incrementando la oferta, principalmente con la llegada de las aerolíneas de bajo costo a este segmento. Aviones como el B787, y el A350, la respuesta de Airbus a su competidor estadounidense, permitieron a las aerolíneas ofrecer vuelos directos de larga distancia pero de densidad media, para el beneplácito de los pasajeros, que ahora podrían volar de forma directa, es decir sin escalas en los grandes hubs a los que apostaba el A3XX, que después se denominaría A380.

Las aerolíneas que le apostaron al A380 en algunas ocasiones quedaron ‘amarradas’ con el avión, pues ya no tenían flexibilidad. Me explico, mientras una aerolínea que tiene A380 puede ofrecer un vuelo diario para 500 pasajeros en determinada ruta, una aerolínea con un bimotor con capacidad de 250 pasajeros puede volar dos veces al día la misma ruta, ofreciéndole así más opciones a sus pasajeros.

A350 Emirates
Render del A350 de Emirates. Foto de Airbus

El caso de Emirates refleja esa necesidad de reajustar su flota, más allá que planeen mantener al A380 hasta bien entrada la década del 2030. A mediano plazo va a contar con el A380 y con los B777X para cubrir las rutas más largas y de mayor densidad. Tendrá los A350 para las rutas largas pero con no tanta demanda. Y tendrá los A330neo para los vuelos intra-regionales, es decir esas misiones de menos de 10 horas de vuelo, conectando Dubai con cuidades relativamente cercanas, probablemente con varios vuelos al día.

Al poner fin a este programa, el más costoso de su historia, Airbus podrá concentrar sus esfuerzos y recursos a desarrollar y continuar fabricando aquellos modelos más vendidos, como el A321neo, lo que puede darle una ventaja gigantesca en el mercado de aviones de media capacidad, en la que su principal competidor, Boeing, apenas está iniciando la planeación de su modelo B797.

Familia Airbus
La familia de widebodies de Airbus. Los dos primeros, A330 y A350, sin quererlo iban a quitarle mercado al A380. Foto de Airbus

 

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s